10 Técnicas de Asertividad para Practicar en el Trabajo

La asertividad es una habilidad esencial tanto para el currículum como para la vida de oficina. Aprende las mejores técnicas de asertividad para el trabajo y comunícate efectivamente.

Victoria Sada
Victoria Sada
Asesora laboral
10 Técnicas de Asertividad para Practicar en el Trabajo

La asertividad es un tema muy de moda hoy en día y, considerando que vivimos en un mundo hiperconectado, no es difícil ver el por qué. La asertividad es definida como la capacidad de expresarse de forma correcta y efectiva con otros. Se relaciona con poder comunicar pensamientos, sentimientos e ideas de manera eficaz y puede aplicarse tanto en ambientes personales como profesionales.

 

Sin embargo, en este artículo nos enfocaremos a explorar cómo podemos ser más asertivos en nuestro trabajo, para poder interactuar de mejor manera con nuestros colegas, jefes e incluso clientes. La asertividad es una habilidad personal de gran valor que puedes incluir en tu currículum, por lo que no está de más contar con ella, no solo para atraer a los reclutadores, sino para desarrollarnos de forma más efectiva una vez que consigamos ese trabajo soñado.

 

Por ello a continuación te presentaremos las 10 mejores técnicas de asertividad para la oficina con el objetivo de que elijas las que más se adecúen a tu personalidad y estilo de comunicación.

 

Ahorra tu valioso tiempo y crea un currículum como este. Elige una plantilla y rellénala. Fácil y rápido. Elige entre más de 21 modelos de currículum.

 

CREA TU CV ONLINE

 

modelos de currículum

 

Qué dicen los usuarios de ResumeLab:

Tuve una entrevista ayer y lo primero que me dijeron fue que les encantó mi currículum..”
Patricia

Me gusta su variedad de plantillas. Muchas gracias, seguid así.
Roberto

El último CV que había hecho era bastante inconsistente. Solía echarle bastantes horas usando Word. Ahora puedo cambiar cualquier detalle en cuestión de segundos. Lo recomiendo.
Jesús

CREA TU CV ONLINE

 

1. Comunícate de Forma Clara

 

La claridad es una de las técnicas más obvias, pero más efectivas de la asertividad en la oficina. Muchas veces, por tratar de evitar conflictos o de no herir los sentimientos del otro, tratamos de suavizar nuestras palabras, usar eufemismos o evitar un asunto particular. Sin embargo, estas estrategias solo logran generar confusión en el otro y causan un efecto de “teléfono descompuesto”. 

 

Es difícil decirle a un colega o a un subordinado que su trabajo no está dando los resultados esperados o que no está escuchando a las necesidades del cliente, pero es mejor comunicar esto de forma directa para evitar malentendidos futuros y generar repercusiones para la empresa. Lo que sí debes de tomar en cuenta es que necesitas ser diplomático y educado al momento de aplicar esta técnica de asertividad para la oficina. Una cosa es ser claro y directo y otra muy distinta es ser grosero, así que cuida esta línea.

 

2. Pon en Práctica la Técnica del Disco Rayado

 

El nombre es curioso, pero lo cierto es que esta técnica de asertividad para la oficina es muy efectiva. Para llevarla a cabo deberás de repetir tu argumento o afirmación una y otra vez, para que este quede impregnado en la mente de tus interlocutores. Eso sí, mucho ojo, porque debes de hacerlo de forma calmada y sin alzar la voz, ya que es la única forma en la que esta táctica puede ser efectiva. 

 

Esta técnica de asertividad es particularmente efectiva en situaciones laborales donde un colega o jefe no quiere escucharte, cuando el interlocutor está buscando pelea o cuando la persona no recuerda bien los argumentos que le has presentado anteriormente. 

 

El editor de currículums de ResumeLab es mucho más que diseño. Recibe contenido específico en relación a tu profesión y experiencia para mejorar tus posibilidades de conseguir un empleo. Añade descripciones de tus responsabilidades, logros y habilidades. Mejora tu currículum online con ResumeLab y descárgalo.

 

Crea tu CV online

 

CREA TU CV ONLINE

 

Ajusta el color de tu currículum, elige una fuente elegante y resalta tus habilidades en pocos clics. Eres el candidato ideal para el puesto y lo demostraremos. Empieza a crear tu currículum online ahora.

 

3. Mantén Contacto Visual

 

Parece simple, pero muchas veces la gente evita el contacto visual al momento de comunicarse. Un buen contacto visual durante una conversación cumple con dos propósitos, por un lado, te hace parecer como una persona más segura de sí misma y que sabe de lo que está hablando, lo que te ayudará a impactar de forma más eficiente a tus interlocutores. Por otra parte, le da el mensaje a la otra persona de que lo estás escuchando atentamente. Esto ayuda a manifestar un respeto implícito por tu interlocutor. De hecho, de acuerdo a un estudio de la Universidad Autónoma de México, el contacto visual puede ayudar a transmitir tranquilidad en el otro, así que úsalo sabiamente.

 

Solo considera que demasiado contacto visual o un contacto visual muy intenso puede llegar a parecer intimidante, así que intenta mezclarlo con parpadeos, asentimientos y miradas dirigidas hacia documentos, presentaciones u otros elementos importantes de la conversación.

 

4. Practica la Escucha Activa

 

Es muy fácil que nuestra mente divague al momento de entablar una conversación con alguien, en especial si tenemos muchas cosas en la cabeza o problemas personales. No obstante, si lo que buscas es ser asertivo en la oficina, esta técnica es indispensable.

 

Aunque comunicar nuestros pensamientos e ideas es importante, no se puede generar un diálogo apropiado si no escuchamos los pensamientos e ideas de los otros. Para poder responder de forma eficaz e inteligente y para poder debatir o generar propuestas es necesario escuchar lo que la otra persona tiene que decir. Pero ten cuidado, no se debe escuchar con el único propósito de responder de vuelta (y, por ende, ganar una discusión), el objetivo de la escucha activa es enriquecerte a través del punto de vista del otro y considerar perspectivas que no habías visto antes.

 

5. Lleva Acabo la Técnica de “Fogging” o “Banco de Niebla”

 

Esta es otra de las técnicas de asertividad para la oficina que cuentan con mayor popularidad. El banco de niebla consiste en evitar la confrontación con otro para prevenir que una situación escale. Es particularmente efectiva cuando estás interactuando con un colega agresivo o que no escucha a los demás. 

 

Para llevarla a cabo, lo que debes hacer es coincidir con la otra persona o simplemente evitar responder a un argumento o crítica. Por ejemplo, si uno de tus colegas te dice que no le gustó tu presentación trimestral y tú no quieres involucrarte en una discusión, lo ideal es coincidir con ellos (respondiendo algo similar a “tienes razón, necesito trabajar un poco más en mis habilidades de Prezi), tomar su comentario como algo constructivo y evitar que se vuelva un conflicto personal. Esto ayuda para mantener un ambiente positivo en la oficina y no guardar rencores.

 

6. Cuida tu Postura Corporal

 

Es un detalle pequeño, pero muy valioso. Más del 65% de la comunicación es no verbal, lo cual quiere decir que, al hablar, debes de cuidar más que tus palabras. Esto quiere decir que una postura encorvada y cabizbaja transmitirá poca seguridad y confianza en uno mismo, mientras que una espalda recta enviará el mensaje contrario.

 

De igual forma, evita cruzar los brazos o las piernas, ya que estos le dicen a la otra persona que estás cerrado a escuchar sus opiniones. Trata de mantenerte relajado y procura cambiar de posición cada cierto tiempo para evitar verte como una estatua.

 

7. Controla tu Tono de Voz

 

Como mencionamos en el punto anterior, una conversación se compone de mucho más que palabras. Por eso, el tono de voz es sumamente importante para ser asertivo en la oficina. Aunque puedes estar diciendo algo tradicionalmente amable, como “gracias por compartir tu opinión”, el tono de voz que uses puede hacer que esta frase cordial suene sarcástica o hasta ofensiva.

 

Especialmente cuando tratamos temas delicados, es de gran relevancia mantener un tono de voz cordial, no subir demasiado nuestros decibeles ni hablar agresivamente. Modula tu volumen y evita tonos mordaces o hirientes.

 

8. Atrévete a Expresar tus Sentimientos

 

Muchas veces, cuando estamos en un ambiente laboral, tememos decir cómo es que nos sentimos realmente para evitar parecer demandantes, quejicas o poco profesionales. Pero lo cierto es que expresar nuestros sentimientos no solo es necesario en ambientes sociales, sino también laborales. 

 

Esta técnica de asertividad para la oficina permite que los empleados expresen cuando sienten que están manejando cargas de trabajo excesivas, cuando no están siendo tratados con respeto o cuando se sienten atascados en un puesto o tipo de empleo después de mucho tiempo. Recuerda que los ambientes de trabajo ofrecen espacios de diálogo. Hablar directamente de tus necesidades con tus colegas o tu jefe siempre es un muy buen primer paso para entablar una conversación y generar cambios. Si tu interlocutor no te presta la atención deseada, recuerda que siempre puedes escalarlo con una autoridad mayor o con recursos humanos. Pero, eso sí, no seas agresivo, demandante o te saltes a tu jefe inmediato para ir con el jefe de jefes con el objetivo de acelerar el proceso. Expresar tus sentimientos requiere de una serie de pasos que deben ser respetados.

 

9. Aprende a Decir que No

 

Muchas veces, con el afán de mantener un ambiente armónico, tendemos a acceder a todas las propuestas de nuestros jefes o colegas. Y, aunque hay momentos para ceder (mira la técnica del banco de niebla), también es cierto que es necesario poner límites para asegurar una buena convivencia y un sano ambiente laboral.

 

Decir que no, no tiene por qué ser un acto agresivo o grosero. Tampoco una barrera de comunicación. El saber cuándo negarte a algo puede ayudarte a mejorar tu productividad y tu manejo del estrés. Si un colega te pide que le ayudes con un proyecto, pero tú ya tienes dos presentaciones, un reporte y dos cursos pendientes, quizás lo más sabio en ese caso sea negarte educadamente. Solo presta atención a algunos de los puntos que mencionamos anteriormente como el tono de voz, el contacto visual y la claridad. Y no uses esta técnica de asertividad para la oficina solo por ser perezoso o negativo, recuerda aplicarla cuando verdaderamente la necesites. 

 

10. Aplica la Técnica de la Pregunta Asertiva 

 

Esta técnica de asertividad para la oficina ayuda mucho a que la conversación con el otro progrese. En un ambiente laboral, es fácil quedarse atrapado en argumentos en lugar de encontrar soluciones, por ello, la técnica de la pregunta asertiva invita al individuo a buscar respuestas y opciones ante un problema. 

 

Si en algún punto algún colega o tu jefe te brindan una crítica, en lugar de rebatir el comentario, a veces es más productivo cambiar la narrativa y entablarse en un diálogo. Por ejemplo, si tu jefe te dice “No me gusta ninguna de tus propuestas para la campaña de marketing”, en lugar de ofenderte o entristecerte, lo que puedes hacer con esta técnica de asertividad es preguntar de forma directa por una alternativa. En este caso, una posible respuesta podría ser “¿Qué podría hacer para mejorar las propuestas?"

 

De esta forma, puedes encontrar opciones que quizás no habías considerado inicialmente y unir fuerzas para avanzar en un tema laboral.

 

En Resumen

 

Ahora ya sabes qué es la asertividad y cuáles son las mejores técnicas de asertividad para el trabajo. Pero, antes de irnos, repasemos algunos de los puntos principales que vimos en esta guía:

 

  • La asertividad es la capacidad de expresarse de forma efectiva y comunicar sentimientos, ideas y pensamientos.
  • Hay diversas técnicas de asertividad que pueden ayudarnos a mejorar nuestra comunicación en el ambiente laboral.
  • La comunicación directa (y educada) es clave para practicar la asertividad.
  • Considera la comunicación no verbal como indispensable para cualquier técnica de asertividad.

 

Aumenta el impacto de tu currículum con una carta de presentación que refuerce tu trayectoria. Usa nuestro editor de cartas de presentación para mejorar tu candidatura.

 

Crea tu carta de presentación

 

Crea tu carta de presentación

 

¿Quieres probar un estilo diferente? Contamos con más de 21 plantillas de carta de presentación. Un solo clic cambiará el diseño de tu carta. Elige una plantilla para tu carta de presentación.

 

Ahora ya conoces las 10 mejores técnicas de asertividad para la oficina y ha llegado el momento de ponerlas en práctica. Sin embargo, si te quedaron dudas o quieres aportar algo de tu propia experiencia, recuerda que puedes escribirnos en la sección de comentarios y con gusto te responderemos a la brevedad posible. ¡Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer!

Califica mi artículo: tecnicas de asertividad
¡Gracias por tu calificación!
Promedio: 5 (1 Calificación)
Victoria Sada
Victoria Sada
Victoria es una experta en el mercado laboral hispano y estadounidense. Su objetivo es brindar consejos adaptados para profesionales de diferentes perfiles. Su experiencia profesional está relacionada con las industrias creativas y la tecnología.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Aquí tienes otros artículos similares

Hard Skills: Definición + Cómo Potenciarlas en tu CV

Hard Skills: Definición + Cómo Potenciarlas en tu CV

Las hard skills o habilidades duras son decisivas a la hora de pasar con éxito un proceso de selección. veamos las claves más importantes a la hora de exponer tus hard skills.

Alejandro Tormo
Alejandro Tormo
Asesor laboral